NO MÁS MUERTES POR VIOLENCIA DE GÉNERO

10.02.2020

MANIFIESTO EN PROTESTA POR EL ASESINATO MACHISTA DE ANA MORILLAS

La Comunidad educativa de la provincia de Granada está de luto. Nuestra compañera de profesión, Ana, es una víctima más de la Violencia Machista. Ha sido asesinada brutalmente por su expareja este pasado sábado.

Ana era una buena maestra. Era alegre, trabajadora y buena compañera. Algunos/as de nuestros/as compañeros/as han podido disfrutar de ella en los centros que ha trabajado.

Ana era natural de Íllora y trabajó en el colegio de esa localidad junto a su padre. Actualmente trabajaba como maestra de Infantil de 3 años en el CEIP Isabel la Católica de la Zubia (Granada).

No sabemos si fruto de su historia personal o, como una macabra casualidad, era la Coordinadora de Igualdad de su centro. Luchaba por coordinar actividades de educación en igualdad y contra la Violencia de género. La misma Violencia machista que este sábado acabó con su vida.

Se ha ido una maestra, una luchadora por la igualdad pero, lo peor es que se ha ido una hija, hermana, prima, sobrina, nieta, amiga y, sobre todo, se ha ido una madre de una niña de 10 años que debe aprender a vivir sin ella.

Por todo esto, los centros educativos de Churriana de la Vega hemos decidido unir nuestra voz y nuestro silencio para repulsar esta terrible acción cobarde y ruin.

Hacer visible la violencia contra todos/as y, hoy, contra una mujer, supone una cuestión social y estructural. Desde que comenzó el año, no hace ni 1 mes y medio, han sido asesinadas 10 mujeres, 2 de ellas en Granada.

Acabar con la Violencia de Género debe ser un objetivo común de toda la sociedad, de todas las mujeres y hombres que la integramos. Los maestros y las maestras como formadores y formadoras tenemos la obligación de educar en la Paz y en la Igualdad para construir un mundo más justo y libre de Violencia. Enseñar que nadie es posesión de nadie y que nadie es superior a nadie.

Desde el dolor y la indignación os animamos a visibilizar, combatir y eliminar todas estas actitudes generadoras de violencia.

No nos queda nada más que decir que mandamos un mensaje con todo nuestro apoyo a las víctimas y a sus familias.

¡NI UNA MENOS!