¡ESTAMOS EN MEDIO DE UNA TEMPESTAD!

07.05.2020

 Queridas familias, nos hemos iniciado juntos y, con mucha ilusión, en una forma de trabajo en la que ha de predominar la motivación de los niños y de las niñas. Este método se caracteriza por ser un método manipulativo y de un gran disfrute, que conecta con el pensamiento de ellos y que se adapta a sus futuras necesidades. Todas las actividades han de tener un enfoque lúdico donde no tiene cabida el aprendizaje memorístico vacío, el fin último es que se diviertan e interioricen, de manera inconsciente, muchas habilidades matemáticas. Llegados a este momento, tenemos que plantearnos hasta qué punto se ha interiorizado todo lo trabajado, por eso hay que continuar reforzando todo lo adquirido.

Se plantean unas actividades que a simple vista parecen muy fáciles, pero para nada lo son, por ello, os rogamos:

  • Leer con detenimiento cada actividad.
  • Buscar objetos iguales, en las fotos se han utilizado fichas tipo del cuatro en raya, pero podéis utilizar tapones,...
  • Lo que demuestra que no son actividades fáciles para los niños, son todos los conceptos que conseguimos reforzar y aprender, tales como: número mayor, número menor, número igual, principio, final, figuras geométricas, líneas abiertas, líneas cerradas, ordenado, desordenado, derecha, izquierda, arriba, abajo, horizontal, vertical,....

De verdad:¡¡ ¡no es nada fácil!!

Se plantean las siguientes actividades:

  •  INICIAMOS NUESTRO CALENDARIO DE MAYO Y EL REGISTRO DEL TIEMPO.

Al igual que el mes pasado, resulta muy conveniente no olvidar registrar en nuestra cuadrícula el día del mes, además de registrar también el tiempo que hace. Este registro nos servirá como apoyo para después dar cierta autonomía al niño o la niña para que pueda escribir la fecha completa en el trabajo que haga ese día. Por favor, no olvidéis escribir la fecha todos los días y aconsejamos que sea con el siguiente formato:

  • NOMBRE DEL DÍA DE LA SEMANA, DÍA DEL MES, NOMBRE DEL MES Y AÑO.

Por lo que respecta al registro del tiempo es una plantilla pensada para ser trabajada de lunes a viernes, cinco días por semana. Ya habréis hecho el recuento del mes pasado y habréis anotado en vuestro cuaderno de bitácora los resultados, y habréis visto cuál ha sido el número mayor, cuál el menor y cual/es son igual. Cuando tengamos el recuento del mes que hemos iniciado podremos comparar ambos datos. Desde luego, con una sola plantilla, a veces, no es suficiente y hay que hacer varias copias.

(LAS PLANTILLAS QUE SE ADJUNTAN SON TOTALMENTE LIBRES, TAMBIÉN SE PUEDE ELABORAR EN CASA)

 LA DISPOSICIÓN DE LOS OBJETOS AL CONTAR.

Muchos de los errores de los alumnos provienen no tanto de un mal dominio de la secuencia numérica o de la asociación número-objeto, cuanto de no establecer con seguridad si todos los objetos los ha incluido en la cuenta y esto lo ha hecho una sola vez. Por eso, ahora se ofertan una serie de actividades que hemos de dirigir con gran sinceridad, no debemos dar pistas ni ayudar al niño o la niña, hasta que éste o ésta puedan ver su error con claridad. También es probable que no se equivoque, entonces lo que debemos es garantizar que disfrute y darle libertad para que sea él o ella quien organice la disposición de los objetos y establezca, quizá turnos de participación, podemos entrar a ser partícipes de su juego y mostrarle cómo resolvemos el problema.

Los pasos para conseguir una adecuada destreza en este campo serían los siguientes:

Fase 1ª. Las primeras experiencias de contar se deben llevar a cabo sobre colecciones de objetos perfectamente delimitados y alineados.

La colección de objetos a contar está alineada en fila o en columna, con una disposición que «marca» el camino a seguir y que señala claramente el principio y el final. Es aconsejable acostumbrar al niño y a la niña a que vuelva a contar la colección comenzando por donde terminó y comprobando que, cuente en el orden que cuente, el número de objetos de la colección es siempre el mismo.

Fase 2ª. Superada la fase anterior, pueden irse transformando las colecciones de manera que se aproximen sus extremos hasta que éstos lleguen a confundirse y unirse. Entonces se debe observar si por parte de los niños y niñas se adopta alguna estrategia para diferenciar el objeto del comienzo. Si, tras varios intentos, no la adopta, se le puede sugerir que lo aparte o lo vuelque o lo señale de una determinada manera con el fin de que sepa que ahí comenzó. Los mismos niños pueden formar figuras geométricas, ruedas o cuadrados,...

Fase 3ª. Una tercera fase supone ya contar estructuras de líneas abiertas y cerradas que se mezclan. Aquí todavía las estructuras se ven claras, aunque en la imagen podemos ver como se mezclan elementos pertenecientes a ambas. Esto va a exigir al niño y a la niña que incluya los elementos comunes en una u otra, forzándole a buscar una estrategia. 

Fase 4º. La fase siguiente supone un grado añadido de dificultad. No se trata sólo de estructuras con elementos comunes, sino que también aparecen objetos en desorden que no se pueden atribuir claramente a ninguna de las dos. Para la realización de este ejercicio es bueno contemplar dos posibilidades. En una primera:

  • El niño o la niña pueden mover las piezas si así lo considera necesario.
  • En una segunda, los objetos a contar tienen carácter de fijos, tendrá que buscar una estrategia.

Fase 5º. La quinta fase, donde los objetos a contar presentan una configuración como aparece en la figura que sirve de ilustración, requiere, por parte del niño y de la niña, la adquisición de destrezas para organizarse.

Si los objetos no se pueden contar, podemos facilitar al niño o niña las estrategias de aprendizaje para que resuelva la tarea con éxito, pero primero tenemos que mostrarle con claridad su error. Para ello permitiremos que pueda mover los objetos contados, que los pueda ir apartando según los vaya incluyendo en la cuenta, cuando sepa los que hay, volveremos a agruparlos de forma dispersa y le pediremos que los vuelva a contar.

Debemos:

- Mostrarle la localización inequívoca y perfectamente establecida del primer elemento a contar.

- Establecer el orden a seguir al contar, estableciendo la dirección bien:

  • De derecha-izquierda en sentido horizontal,
  • o bien la de arriba-abajo en sentido vertical.

En definitiva, el niño y la niña, ha de adquirir destrezas para organizarse en el conteo de elementos desordenados.

Este tipo de ejercicios no sólo facilita las necesarias destrezas para contar, sino que también ayuda a conseguir una mayor concentración y atención y mejora la coordinación y estructuración del espacio.

¡¡¡¡ Ánimo mis piratas!!!

¡¡¡Después de la tormenta, llegará la calma!!!